Libérate de los trabajos basura

Un Punto Limpio para tirar los abusos laborales

El reto: concienciar a la juventud de sus derechos laborales. Y no solo eso, que cuando en el trabajo traten de abusar de ellos y ellas, lo denuncien. El Sindicato USO nos propuso hacer una campaña con este objetivo, buscando también la notoriedad y el impacto en medios de comunicación.

Lo primero fue definir la idea general que le daba forma y coherencia a la campaña. Varias posibilidades nos rondaban la mente pero al final la idea de crear un Punto Limpio donde tirar las basuras laborales nos parecía perfecto. Manos a la obra. 

Lo segundo fue pensar cómo sería la instalación. Queríamos que pareciera real, por lo que nos inspiramos en los puntos limpios itinerantes, con su estética y sus colores intensos. Materiales que no pesaran mucho pero que fueran resistentes, montaje sencillo… Muchos detalles que poco a poco fueron tomando forma y definiendo cada pieza de la instalación. 

Testimonios desgarradores

Pero ¿qué contenedores habría? Además de tener como referencia el Estudio del Sindicato USO sobre los jóvenes españoles y el mercado laboral, hicimos un cuestionario para que directamente los y las jóvenes nos contaran qué abusos sufrían en sus trabajos (nada mejor que escuchar al público al que quieres llegar). El resultado nos conmovió, la verdad. Nos esperábamos situaciones difíciles pero los testimonios recogidos superaban el nivel de abusos que creíamos que sucedían. Esos casos reales fueron la base para definir los contenedores de este peculiar Punto Limpio y también los objetos simbólicos que se iban a tirar.   

A la basura

Mientras una furgoneta -al estilo ‘el chatarrero’- convocaba en los alrededores de la Plaza de España de Madrid a traer las ‘basuras laborales’ fuimos montando la instalación. Poco a poco, la gente se iba reuniendo con expectación y empezaron a llegar las teles. Laura Estévez, secretaria de Comunicación de USO, hizo de maestra de ceremonias.

Y comenzó el acto. Una fila de jóvenes aguardaba frente al Punto Limpio. Dos de ellos echaron al contenedor unos dorsales de maratón, que simbolizaban la disponibilidad permanente en el trabajo, las 24 horas los 7 días de la semana. “Nos llegan correos un sábado a las 10 de la mañana. O estás cenando y empiezan a entrar WhatsApp con audios larguísimos que hay que responder. Y no digamos en vacaciones”.

Dorsal que simboliza el maratón laboral

Dos garrafas con pegatinas de veneno simbolizaban los horarios tóxicos y abrasivos. ¿Cuánto quema trabajar una semana desde las 7 de la mañana a las 2 de la tarde, y que la siguiente te pongan de 12 de la noche a 8 de la mañana? Dice, quien lo padece, que hay días que te despiertas tan aturdido que no sabes si es de noche o la hora de comer. 

Chaqueta con Post-it  

En esta chaqueta pegamos algunas de las frases que les dicen a los jóvenes cuando reclaman sus derechos. “Si no te gusta cómo hacemos aquí las cosas, pues te largas”. “No te pago por protestar, sino para que hagas lo que se te dice”. “Como te afilies a un sindicato verás qué negro se va a poner tu futuro en esta empresa”. ¡A la basura con ella!

Chaqueta con post it

Pastillas gigantes

De los testimonios que recogimos, sin duda los más abundantes (y alarmantes) fueron las consecuencias que tienen los abusos laborales en la salud mental de la juventud. Y quisimos darle bastante importancia en el acto. Para ello creamos unas pastillas gigantes, a modo de ansiolíticos y antidepresivos.

“Queremos deshacernos de todos los medicamentos que tomamos debido a los abusos y al maltrato que sufrimos. Por ejemplo, cuando reclamé mejoras laborales me dijeron que no era más que una mierda en la empresa y que más me valía tener la boca cerrada. Tuve un ataque de ansiedad enorme. Me destituyeron de mi puesto de trabajo y me relegaron a uno inferior”. 

Antidepresivo gigante

Uy, y esta nómina ‘apesta’. No da para vivir. 

Nómina que no da para vivir

Camisetas de los SINs

Jóvenes llevaron puestas estas camisetas (inspiradas en el videojuego de los SIMS) para denunciar que son los SIN contrato, SIN derechos, SIN paro…

Camisetas de SIN trabajo

Camisetas de los SIN derechos

Otros portaron un gran cartel con las 10 millones de horas extras que no se pagan cada año en España. Tiempo de vida robado.   

Horas extras que no se pagan: a la basura

Un juego de trileros simbolizaba las trampas que se hacen para que los jóvenes trabajen gratis: que si “ahora no puedo pagarte pero en breve te hago contrato”, “trabaja duro y muéstrame que eres bueno”, “así ganas experiencia y quién sabe algún día”… Nunca ganas y nunca hay debajo del cubilete lo que pensabas.

Y para culminar el acto, una joven llegó arrastrando una enorme bola: ‘la bola de abusos’. Y claro, no cabía en ningún contenedor.

Ver vídeo en TVE

Entrevista en TVE

Además del acto de calle, realizamos 4 piezas audiovisuales, muy cortas y con humor, para difundir en las redes sociales. Las patrocinamos para para llegar directamente al público joven que estábamos buscando.

No te vayas sin sumarte a la
Red CIPÓ

Ideas y motivación para comerte el mundo. No te pierdas las novedades en comunicación creativa.